GobCol

jueves, 3 de noviembre de 2016

Acepta Gobierno del Estado recomendación de la CNDH


* Informe reconoce la actuación de la actual administración estatal que evitó más defunciones

El Gobierno del Estado acepta la recomendación que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), derivado de la muerte de internos del Centro de Reinserción Social de Colima, aún y cuando los hechos no se registraron durante la actual administración, la cual inició formalmente el pasado 11 de febrero de 2016.

Tal como lo establece el mismo informe de la CNDH los fallecimientos de las víctimas se registraron entre el 7 de noviembre de 2015 y el 24 de enero de 2016; pero los primeros síntomas se detectaron desde septiembre de 2015, es decir, en la administración anterior.

Sin embargo, durante el interinato y al inicio de la actual administración, se implementaron una serie de medidas que evitaron más decesos y salvaron la vida de otros 29 internos.

Las acciones implementadas son referidas en el propio informe, por ejemplo, en su apartado 15.1 establece que los días 18 y 19 de noviembre de 2015, dos internos fueron reubicados en el dormitorio de máxima seguridad por señalamientos de la misma población interna, como responsables de controlar la distribución de heroína.

En el apartado 15.4 también se da cuenta de la reubicación en el dormitorio de máxima seguridad de otro interno que obligaba a los demás a que solicitaran a sus familiares que ingresaran sustancias prohibidas.

El informe reconoce también que el Gobierno del Estado actuó y se realizaron revisiones en los dormitorios, lo que permitió la detección de más de 30 jeringas "hechizas" que constituían un factor de riesgo.

Se detalla que se llevaron a cabo pláticas informativas con internos sobre el tema de las adicciones y 36 ingresaron al Programa de Atención de Adicciones. De forma coordinada con las autoridades de salubridad se efectuaron las medidas de contención sanitaria correspondientes.

Con el apoyo de la jurisdicción sanitaria se efectuaron campañas intensivas de detección de VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual, además de realizarse dentro del Cereso una campaña de vacunación para prevenir la Hepatitis A y B.

Se realizaron supervisiones de la Coespris para analizar el agua potable, las redes de distribución, el manejo de aguas negras, alimentos y su distribución, determinándose que son de buena calidad sanitaria.

Con base en los resultados de los estudios médicos, se determinó que las causas que provocaron las defunciones de los internos del Cereso de Colima fueron hepatitis fulminante secundarias a la administración de tóxicos (drogas y/o sustancias adulterantes).

Se han realizado cambios administrativos y operativos que permitan la implementación de acciones tendientes a inhibir casos de este tipo al interior del Cereso, nombrándose incluso un nuevo director en julio de 2016.

Adicional a todo lo anterior, el Gobierno del Estado se compromete a seguir implementando acciones que coadyuven a evitar que en el futuro se vuelvan a presentar problemas de este tipo y se instruyó a la Contraloría realice una investigación para deslindar responsabilidades administrativas o penales.

Para atender la recomendación de la CNDH, se llevará a cabo un plan de trabajo de manera interinstitucional.

Colima, Col. 3 de noviembre de 2016

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu interés en comentar la nota o realizar sugerencias.