GobCol

jueves, 22 de febrero de 2018

Detección oportuna de síntomas previene el cáncer prostático


*A partir de los 40 años se recomiendan pruebas para detectar crecimiento prostático benigno, señala la Secretaría de Salud


La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que la detección integral del crecimiento prostático benigno, se aplica a los varones mayores de 40 años con antecedente familiar de cáncer de próstata y a los mayores de 45 años sin este antecedente.

En el marco de Febrero, mes de la salud del hombre 2018, en la que se desarrolla la estrategia para la detección oportuna de crecimiento prostático benigno, la dependencia estatal señala que esta acción consiste en la aplicación del cuestionario de síntomas prostáticos y la realización de tacto rectal, además del antígeno prostático específico.


Indica que el crecimiento prostático benigno es la enfermedad urológica más frecuente en el hombre adulto y adulto mayor, ya que puede presentarse crecimiento histológico desde los 40 años de edad y el factor de riesgo para su desarrollo es la edad.

Según cifras de la Dirección General de Epidemiología, el 97% de los 96 mil 610 casos nuevos de crecimiento prostático benigno, que se presentaron en el país en 2016, tienen 45 y más años, por lo que es necesario realizar la detección oportuna de este padecimiento en los varones.

No obstante, el crecimiento de la próstata involucra al 35% de los hombres de 60 años, lo cual se incrementa al avanzar la edad. De acuerdo a la Encuesta Salud, Bienestar y Envejecimiento México (SABE 2013), el 58.3% de los hombres de 60 a 74 años de edad y el 63.2% de 75 y más, refirieron no realizarse examen de próstata.

Al respecto, según la guía de referencia rápida Diagnóstico y tratamiento de la hiperplasia benigna prostática, la prevalencia de la enfermedad aumenta en forma lineal con la edad y en general afecta a los hombres mayores de 45 años, soliendo darse los síntomas entre los 60 y 65 años de edad.

Indica que la obesidad incrementa en 10% el riesgo y una dieta alta en grasas y proteínas de origen animal, aumenta el riesgo de progresión de la misma.


Colima, Col. 22 de febrero de 2018

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu interés en comentar la nota o realizar sugerencias.